Quiche con beicon y puerros

Os preguntareis porque he escogido este nombre que en realidad es un poco malsonante, no?? El culpable es mi marido, el tiene la teoría que cuando dos madres nos juntamos fundamentalmente lo que hacemos es “madrear”, o sea, hablar de nuestros adorables retoños. La verdad es que cuando me lo dijo me hizo mucha gracia la expresión y la he adoptado ya que no creo que pueda evitar el madrear también aquí de vez en cuando.
Hoy si que traigo una recetilla. La tenía pensada para el domingo por la noche ya que tenía una visita por la tarde y pensé que si se alargaba podía estar por los invitados sin preocuparme de la cocina. Finalmente no se quedaron a cenar ya que me olvidé de comprar los huevos y fueron muy correctos y se fueron enseguida.
Total que la hice ayer para cenar. No pensaba publicarla ya que ví que Loreto de www.saboresdecolores.com también había hecho una, precisamente ayer que la citaba yo en mi primera entrada…, pero luego he pensado que quizás el destino ha querido que así sea ya que como expliqué ayer ella fue quién sin saberlo me abrió este mundo del Blog Culinario.
Vamos allá con la receta:

Quiche con beicon y puerros







Ingredientes:
1 masa brisa
150 gr. beicon ahumado
5 Huevos
3 puerros
1 pimiento verde
150 gr. de queso emmental rallado
300 ml. de nata líquida
Aceite de oliva, nuez moscada y sal

Elaboración:
En primer lugar precalentamos el horno a 180ºC. En una bandeja de horno redonda colocamos la masa brisa  y la pinchamos con un tenedor. Le ponemos un papel de horno por encima y sobre  éste unos cuántos garbanzos para evitar que suba la masa.    Y lo metemos al horno durante 15 minutos. Después sofreimos el puerro cortado pequeño con poco aceite ya que después añadiremos el beicon y dejará algo de grasa. Añadimos el pimiento verde y poco después el beicon. Yo no espero a que las verduras esten pochadas para añadir el beicon ya que en casa nos gusta el beicon muy hecho. Cuando todo está bien dorado apartamos la sartén. Cascamos y batimos los cinco huevos, añadimos la nata, la mitad del queso, sal al gusto, una pizca de nuez moscada y el contenido de la sartén, verduras y beicon intentando evitar el aceite sobrante. Lo mezclamos todo.
Cuando esté la masa fuera del horno retiramos el papel y los garbanzos (Yo los guardo de una vez para otra) y vertemos nuestra mezcla. Espolvorear el queso rallado restante y volver a meter al horno a 200ºC unos quince minutos, y dependiendo del horno, si no se ha dorado la superficie añadir unos minutos con el grill hasta que coja color la superficie.

Buen provecho a todos!