Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Vengo con otra receta de carrilleras pero no desesperéis, hoy son de atún. Toda la vida sin hacer carrilleras y ahora en la misma semana las publico dos veces.
Os habréis dado cuenta que los escabeches han inundado la blogosfera y la razón, por si no lo habéis averiguado ya, es que los chicos de “La recepta del 15″ nos han pedido, pues eso, ESCABECHES. 
Me ha costado encontrar la receta ya que es una preparación que no había utilizado nunca y que además hacía años que no comía. Cuando era pequeña mi padre lo había hecho alguna vez pero he de reconocer que aunque a él le encantaba a mí, ni fu, ni fa. Más bien fu. Para que vamos a engañarnos. 
Por ese motivo no he encogido una receta de carnes o pescados que me parecían demasiado potentes para llevar tanto tiempo sin probarlo. Se me encendió la lucecita y utilicé la web del programa de TV3 “Cuines” y vamos, es como una enciclopedia gastronómica, siempre encuentro lo que busco.
El resultado ha sido exquisito porque además de utilizar atún que me encanta, me ha dado la oportunidad de conocer nuevas formas de cocinar los rebozuelos o “rossinyols” una seta que me encanta pero que hasta ahora solamente la había comido a la plancha o en tortilla. 
Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Ingredientes para cuatro personas:
4 carrilleras de atún 
300 g de ajos tiernos congelados
400 g de rebozuelos
24  escalonias
1/2 litro de caldo de verduras
Aceite de oliva 
Tomillo
Sal 
Sal en escamas
40 ml de vinagre de vino blanco
25 g de mantequilla sin sal
Preparación:
Ponemos a freír en una sartén con unas gotitas de aceite las escalonias peladas. Salamos. Cuando empiecen a dorarse le añadimos la mantequilla y lo dejamos un par de minutos más. Pasado ese tiempo le ponemos el caldo de verduras y lo dejamos que cueza a fuego lento hasta que haya reducido el líquido. 
Por otro lado, ponemos en una sartén con un poco de aceite a freír los ajos tiernos. Cuando empiecen a coger color le añadimos los rebozuelos. Los rehogamos tres o cuatro minutos, salamos y echamos el vinagre y unas ramas de tomillo. Dejamos reducir el vinagre, sin que llegue a consumirse del todo. 
Cuando tengamos el resto de ingredientes preparados empezamos a hacer el atún en una plancha que deberá estar bien caliente. Dependerá del punto al que os guste el atún. A mí me gusta crudo por tanto lo hago en la plancha súper caliente y enseguida le doy la vuelta. De esta manera por el centro el atún está crudito. 
Para presentar el plato como veis en la foto yo he hecho cortes con el atún aprovechando esa carne roja del centro. Y a lado y lado he dispuesto el resto de las partes del plato. Por un lado es escabeche de rebozuelos y ajos tiernos y por otro las escalonias con su salsita. Por último he espolvoreado unas escamas de sal. 
Bon profit y larga vida a “La recepta del 15″
Fuente: Adaptación de la receta de Xavier Franco del “Restaurante Saüc” de Barcelona

Tacitas de helado de melocotón

Hoy toca “La recepta del 15″ y este mes nos han pedido helados y sorbetes. 
Me ha gustado la experiencia. Como siempre me costó decidirme por el ingrediente principal. Sólo tenía claro que lo haría de fruta, pero no cual. Me fui con mis peques a la frutería y les pregunté a ellos que fruta preferían. Extrañamente, por unanimidad eligieron “Préssecs” (melocotones en catalán) así que helado de melocotón. Y digo que extrañamente por unanimidad por que normalmente discrepan. Si les digo, ¿qué peli vamos a ver?, uno dice Transformers y la otra Kung Fu Panda 2. Si digo que os apetece cenar, Francesc dice pizza, Isolda sopita. Total que al final acabo decidiendo yo y así no hay discusión. 
Vuelvo al helado. No me he comprado la heladera. Sí, ya sé que están tiradas. Pero no me acabo de decidir, mi cocina es pequeña y me da un poco de pereza otro cacharro. Me he planteado una meta, si hago helado al menos en el verano tres o cuatro veces valdrá la pena la compra y la compraré en cuánto la vea, sino es tirar el dinero y el preciado espacio de mi cocina. 
Y con respecto a la receta he visto mil y no he tomado referencia de ninguna en particular pero me han ayudado todas las que he visto. 
Para el próximo helado utilizaré el azúcar invertido, que según parece evita la cristalización del helado. Me ha quedado bastante cremoso pero creo que con el azúcar invertido quedará impecable. A la receta. 
Tacitas de helado de melocotón

Ingredientes para unas seis raciones como las de la foto:
1 Kg de melocotón de viña pelado y cortado (Sin hueso)
100 g de fructosa 
500 g de nata para montar 35% M.G. 
2 claras 
2 yemas

Preparación:
Montamos la nata con la batidora, añadimos la fructosa. Reservamos en la nevera. Batimos la fruta en la batidora hasta que quede un puré fino. Le añadimos las dos yemas bien batidas y esta mezcla la unimos a la nata montada con movimientos envolventes. Reservamos en la nevera. 
Montamos las claras con una pizquita de sal. Las mezclamos con la mezcla de la nevera, de nuevo con movimientos envolventes y ya podemos pasarlo al congelador. 
Cada hora y media aproximadamente sacaremos el helado de la nevera para moverlo bien y evitar la cristalización del helado y así conseguiremos más cremosidad. Estaría bien repetir esta operación unas cinco o seis veces. 
Si se nos pasa de congelado a la hora de servir podemos meterlo de treinta segundos a un minuto en el micro y luego le pasamos la batidora y así recupera rápidamente la cremosidad a la hora de servir. 
Yo lo he servido en unas tacitas cuquis, cuquis que me compré el otro día y que estaba loca por usarlas. 
Me voy el domingo a Menorca de vacaciones. Yupi! Pero, si blogguer no me falla apareceré por aquí con alguna entrada programada así que… besitos a todos!!!!

Pastel con fresones + chocolate blanco y queso

Hoy es día 15 y toca “La recepta del 15″. Este mes está dedicado a la fresas. Y, aunque es un producto que me encanta y utilizo muchísimo me ha costado horrores decidirme por una receta. 
He hecho dos pero realmente no estoy muy contenta con ninguna de las dos. La que no os enseño es un flan de fresas que prometo perfeccionar y traer en el futuro. 
Luego está la que si os enseño. Es el pastel que le hice a Xavi el día 6 de mayo para su cumple. Está delicioso, pero se suponía que tenía que ser un “Red Velvet Cake” pero éste no es “RED”. Ya sé el motivo, el colorante que he utilizado no es el apropiado para esta preparación. La próxima vez lo compraré en gel. 
El bizcocho estaba genial. Súper esponjoso y nada pesado. Lo tomé prestado de “El rincón de Bea”, que como ya sabéis la mayoría, es una maestra en esta materia. 
No he hecho fotos del corte por pura rabia que tenia en el momento al ver que no había quedado rojo. Lo descubrí porque me quedó masa para unos cupcakes y los horneé antes. Hubiesen valido la pena las fotos ya que la capas de chocolate blanco y queso quedaron muy chulas. 


Pastel con fresones + chocolate blanco y queso

Ingredientes para una tarta de 16 cm de diámetro y 10 cupcakes:
Para el bizcocho:
125 g de mantequilla a temperatura ambiente
250 g de fructosa Bea le pone 275 g de azúcar, estoy intentando utilizar sólo fructosa en los postres)










2 huevos
280 g de harina de repostería 
15 g de cacao puro en polvo
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal
240 g de buttermilk
Colorante rojo (Yo le puse Vahiné y fue un desastre, debí hacerle caso a Bea y ponerle dos cucharadas de colorante de Americolor o Wilton, la próxima…)
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la cobertura y el relleno:
2 tabletas de chocolate blanco 
1 tarrina de queso freso cremoso
Fresones, no pongo cantidades, a gustos yo le puse un montón. 

Preparación:
Precalentamos el horno a 170ºC.  
Por un lado mezclamos la fructosa con la mantequilla. Hasta que blanquee. Reservamos. Por otro mezclamos tamizados todos los ingredientes secos. Y por otro los líquidos. 
A la mezcla del azúcar y huevos le añadimos los huevos uno a uno, hasta que no esté bien incorporado el primero no ponemos el segundo. Incorporamos la mezcla de ingredientes secos en tres veces y en dos los líquidos. Acabamos la mezcla por los ingredientes secos y los mezclamos todo muy bien. 
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 20- 25 minutos. Como siempre la prueba del palillo es lo más efectivo. 
Una vez esté listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 
Nos ponemos con la cobertura y relleno. Derretimos el chocolate blanco en el microondas. Le añadimos el queso cremoso. Reservamos. 


Cuando el bizcocho esté bien frío lo cortamos en tres capas y rellenamos con la mezcla de chocolate. La capa queda más bonita si es bastante abundante. 
Cuando hayamos rellenado las tres capas pasamos a cubrir el pastel. La cobertura también tiene que ser abundante y podemos darle un poco de forma con la espátula. 
Finalmente lavamos y cortamos al gusto la fresas y las utilizamos para adornar el pastel. Nosotros le pudimos una buena capa en la superficie y algunas en los laterales. 


Al cumpleañero le gusto, aunque es de poco dulce. Os ha gustado a vosotros?